miércoles, septiembre 07, 2005

Fahrenheit 451

"Dale a la gente concursos que puedan ganar recordando la letra de las canciones más populares, o los nombres de las capitales de Estado o cuánto maíz produjo Iowa el año pasado. Atibórralo de datos no combustibles, lánzales encima tantos <<hechos>> que se sientan abrumados, pero totalmente al día en cuanto a información. Entonces, tendrán la sensación de que piensan, tendrán la impresión de que se mueven sin moverse. Y serán felices, porque los hechos de esta naturaleza no cambian. No les des ninguna materia delicada como Filosofía o la Sociología para que empiecen a atar cabos. Por ese camino, se encuentra la melancolía. Cualquier hombre que pueda desmontar un mural de televisión y volver a armarlo luego, y, en la actualidad, la mayoría de los hombres pueden hacerlo, es más feliz que cualquier otro que trate de medir, calibrar y sopesar el Universo, que no puede ser medido ni sopesado sin que un hombre se sienta bestial y solitario. Lo sé, lo he intentado. ¡Al diablo con ello! Así, pues, adelante con los clubs y las fiestas, los acróbatas y prestidigitadores, los coches a reacción, las bicicletas, helicópteros, el sexo y las drogas, más de todo lo que esté relacionado con los reflejos automáticos. Si el drama es malo, si la película no dice nada, si la comedia carece de sentido, dame una inyección de teramina. Me parecerá que reacciono con la obra, cuando sólo se trata de una reacción táctil a las vibraciones. Pero no me importa. Prefiero un entretenimiento completo."


Ray Bradbury: Fahrenheit 451

3 Comments:

Blogger Colibrí Lillith said...

Sin duda, novela que me apunto para leer algún día :)

¿Sabes? Este fragmento me ha recordado tristemente al sistema educativo actual...

11:57 a. m.  
Blogger Andrés Devesa said...

Desgraciadamente no recuerda sólo al sistema educativo, sino, en general, a toda -o casi toda- nuestra forma de vida. Vivimos en el mundo de los parques temáticos, las discotecas, la televisión a todas horas, la publicidad,... Parece que tenemos una gran oferta de "ocio" y de diversión, pero en el fondo no es más que sustitución de vida por fragmentos de vida enlatados y listos para consumir. Pienso, como decía Benjamin, que cada vez somos más pobres en experiencias.

8:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

leoelxeneise: este libro farenheit 451 lo caracterizo como una critica a nuestras vidas,el libro esta re bueno sigan haci!!

9:11 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home